Thursday, June 7, 2018

Sinónimo de otoño

Este año el otoño se hizo desear.
Y yo no me quise quedar atrás y tardé también en actualizar el blog debido a "la vida misma".

Y el otoño es sinónimo de membrillo, y en casa eso significa agarrar una olla y hacer dulce para los futuros postres.




Lo ideal es comprar de 2 a 3 kilos de membrillo. Si no, es un trabajo enorme para nada.


Primero lavar muy bien los membrillos para quitarles la pelusa que los recubre. Se puede usar un pequeño cepillito.

Poner los membrillos en agua (una cantidad importante, no una gotita) con fuego máximo hasta que estén tiernos.


Sacar del agua para enfriar y reservar el agua.

Pelar los membrillos.


Poner la pulpa en un bowl.


RESERVAR PIELES Y CENTROS DE LOS MEMBRILLOS. (Ésto, solo si quieren hacer jalea de membrillo también, si no, desechar)

Pisar la pulpa y pesar.

En una cacerola poner la pulpa y misma cantidad de azúcar. (KILO POR KILO)


Mezclar y unir bien la pulpa con el azúcar.

Poner a fuego intermedio con difusor e ir revolviendo cada tanto.

Cuando vemos que ya toma cuerpo y se despega de la base de la cacerola, poner una cucharada y hacer una línea en el centro. Si no se juntan las dos mitades, está listo.

Envasar en caliente en moldes de aluminio y cerrar enseguida.


Una vez frío va a la heladera.

DURACIÓN: 1 AÑO.

Y después, nada más lindo que disfrutar de una rica torta con un té o café, o un vigilante de postre con algo casero y con cero conservantes.

Nos estamos leyendo, cafecito de por medio.




No comments

Post a Comment

© Natalia Caparroz - LO DE CAPARROZ Maira Gall.